Skip to content
House Gatitos

3 grandes de la literatura y sus poemas de gatos

poemas de gatos

Los Poemas de Gatos no son una novedad, es bien conocido que los escritores suelen tener una afición hacia los michis.

Si duda, existe una bella relación entre los gatos y los escritores. Estos suelen ser más amantes de los gatos que de los perros, aunque por supuesto no podemos generalizar.

Creadores de los poemas de gatos

Tabla de Contenido

    Hay quienes afirman que los gatitos son más propensos a adaptarse a esas largas jornadas de los especialistas en literatura delante de una maquina de escribir, un computador o un sencillo bloque de notas.

    Este artículo lo hacemos para mostrarles un pequeño extracto de aquellos literatos que dedicaron su valioso tiempo para escribir poemas de gatos, demostrando su cariño y pasión por estas bellas criaturas.

    Charles Baudelaire

    Su nombre completo fue Charles Pierre Baudelaire y Nacional 9 de abril de 1821 en Paris

    Se dedicó a la profesión de poeta, ensayista, crítico de arte, traductor francés y por supuesto, poemas de gatos. 

    Mucho se habló y se elogió a Charles por forma tan particular que expresarse en sus escritos, su genio tal vez fue también su maldición; parafraseando las palabras del ilustre Paul Verlaine, Baudelaire se consideró como parte de los poetas malditos de Francia del siglo XIX. 

    Otro solemne escritor francés llamado Barbey d’Aurevilly se refirió a él como:

    «el Dante de una época decadente».

    Ya sabemos un poco al respecto de este escritor y es momento que leamos un extracto de su obra, considerado el primero de poemas de gatos de este artículo, Los Gatos es una descripción de un ser casi perfecto; los CatLovers lo llamaríamos un michi.

    A continuación, les presento al poeta con mayor impacto para el simbolismo francés, Charles Pierre Baudelaire

    Dibujo a lápiz de Don Quijote
    Fuente: Wikipedia

    «Los amantes fervientes, los sabios venerables,
    Sienten, cuando maduros, igual predilección
    por los gatos, orgullo de la casa, que son
    como ellos sedentarios y al frío vulnerables.

    Amigos de la ciencia y la sensualidad, prefieren el silencio y las tinieblas crueles. Del Erebo serían los fúnebres corceles si su altivez cediese ante la majestad.

    Cuando sueñan, adoptan las nobles actitudes de las grandes esfinges que en vastas latitudes solitarias se pierden en un sueño inmutable.

    Mágicas chispas arden en sus grupas tranquilas y partículas de oro, como arena impalpable, alumbran vagamente sus místicas pupilas.»

    — Los Gatos


    Pablo Neruda

    Su verdadero nombre fue Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto. Nacido en Parral de Chile fue reconocido por ejercer las profesiones de poeta y político.

    La mayoría de nosotros lo llevamos en nuestros corazones por su hermosos poemas. Posiblemente no tenga muchos poemas de gatos en su repertorio, pero significativamente los siguientes versos que leeremos impactarán nuestros corazones.

    Leamos pues uno de los poemas de gatos que sin mucha oposición describe en prosa nuestros pensamientos cuando vemos a nuestro gato.

    Sin más, Pablo Neruda y su Oda al Gato:

    I

    Los animales fueron 
    imperfectos, 
    largos de cola, tristes 
    de cabeza.
    Poco a poco se fueron 
    componiendo, 
    haciéndose paisaje, 
    adquiriendo lunares, gracia, vuelo. 
    El gato,
    sólo el gato 
    apareció completo 
    y orgulloso:
    nació completamente terminado, 
    camina solo y sabe lo que quiere.

    II


    El hombre quiere ser pescado y pájaro, 
    la serpiente quisiera tener alas, 
    el perro es un león desorientado, 
    el ingeniero quiere ser poeta, 
    la mosca estudia para golondrina, 
    el poeta trata de imitar la mosca, 
    pero el gato
    quiere ser sólo gato 
    y todo gato es gato 
    desde bigote a cola, 
    desde presentimiento a rata viva, 
    desde la noche hasta sus ojos de oro.

    III


    No hay unidad 
    como él, 
    no tienen 
    la luna ni la flor 
    tal contextura:
    es una sola cosa 
    como el sol o el topacio, 
    y la elástica línea en su contorno 
    firme y sutil es como 
    la línea de la proa de una nave. 
    Sus ojos amarillos 
    dejaron una sola 
    ranura
    para echar las monedas de la noche.

    IV


    Oh pequeño 
    emperador sin orbe, 
    conquistador sin patria, 
    mínimo tigre de salón, nupcial 
    sultán del cielo 
    de las tejas eróticas, 
    el viento del amor
    en la intemperie 
    reclamas 
    cuando pasas 
    y posas 
    cuatro pies delicados 
    en el suelo, 
    oliendo, 
    desconfiando
    de todo lo terrestre, 
    porque todo
    es inmundo
    para el inmaculado pie del gato.

    V


    Oh fiera independiente 
    de la casa, arrogante 
    vestigio de la noche, 
    perezoso, gimnástico 
    y ajeno, 
    profundísimo gato, 
    policía secreta 
    de las habitaciones, 
    insignia
    de un 
    desaparecido terciopelo, 
    seguramente no hay 
    enigma 
    en tu manera, 
    tal vez no eres misterio, 
    todo el mundo te sabe y perteneces 
    al habitante menos misterioso, 
    tal vez todos lo creen, 
    todos se creen dueños, 
    propietarios, tíos 
    de gatos, compañeros, 
    colegas, 
    discípulos o amigos 
    de su gato.

    VI


    Yo no.
    Yo no suscribo.
    Yo no conozco al gato.
    Todo lo sé, la vida y su archipiélago, 
    el mar y la ciudad incalculable, 
    la botánica, 
    el gineceo con sus extravíos, 
    el por y el menos de la matemática, 
    los embudos volcánicos del mundo, 
    la cáscara irreal del cocodrilo, 
    la bondad ignorada del bombero, 
    el atavismo azul del sacerdote, 
    pero no puedo descifrar un gato. 
    Mi razón resbaló en su indiferencia, 
    sus ojos tienen números de oro.

    Es hermosa, cierto? Tal ha sido el éxito de este poema que incluso le has realizado varias interpretaciones y parodias.

    A continuación, les mostramos un video haciendo referencia a esta Oda:


    Jorge Luis Borges

    Finalmente, te mostramos a otra leyenda literaria el cual con amor creó uno de los poemas de gatos más profundo que podrás encontrar.

    Borges era conocido por realizar muchos juegos con el lenguaje y el multilingüismo, nunca creó una novela pero sí dedicó tiempo para los poemas de gatos, lo cual dice mucho acerca de su amor por estos bellos compañeros.

    Según Wikipedia, don Jorge Francisco Isidoro Luis Borges fue:

    un escritor de cuentos, ensayos y poemas argentino, extensamente considerado una figura clave tanto para la literatura en habla hispana como para la literatura universal.

    Fuente Wikipedia

    A continuación, nuestro poema final en este artículo pero no en nuestro sitio porque en House Gatitos nos encantan los poemas de gatos, pero ya no les creamos más atrasos. Leamos esta belleza…

    No son más silenciosos los espejos ni más furtiva el alba aventurera; eres, bajo la luna, esa pantera que nos es dado divisar de lejos.

    Por obra indescifrable de un decreto divino, te buscamos vanamente; más remoto que el Ganges y el poniente, tuya es la soledad, tuyo el secreto.

    Tu lomo condesciende a la morosa caricia de mi mano. Has admitido, desde esa eternidad que ya es olvido, el amor de la mano recelosa.

    En otro tiempo estás. Eres el dueño de un ámbito cerrado como un sueño.

    – Jorge Francisco Isidoro Luis Borges

    ¿Te gustaron nuestros poemas de gatos? ¿Crees que podríamos incluir otros? Deja tu comentario, nos encanta leer sus opiniones.